Resources / Opinion / Operadores de telefonía móvil: Cómo aumentar la base de clientes sin que crezca el riesgo comercial

Operadores de telefonía móvil: Cómo aumentar la base de clientes sin que crezca el riesgo comercial

mas clientes menos riesgo comercial

El teléfono inteligente se convirtió, durante los últimos años, en un dispositivo central para la vida social y laboral de las personas. En Latinoamérica su adopción sigue aumentando: en 2020 las conexiones de teléfonos inteligentes ya alcanzaba al 72% del total, según datos da la GSMA Association. A fin de estimular la adopción de banda ancha móvil y de servicios digitales, varios operadores de telecomunicaciones lanzaron al mercado smartphones accesibles, en algunos casos, con alternativas de financiamiento. Respecto al futuro, para 2025, la misma fuente espera que en la región se agreguen otras 100 millones de conexiones de este tipo, lo que elevaría el total a 532 millones, una tasa de adopción del 80%. 

Sin embargo, este incremento no siempre es una excelente noticia para los operadores de telefonía. ¿Por qué razón? Porque a la par de este crecimiento también aumentan los niveles de fraude y crecen los riesgos comerciales. En tal sentido, en el universo móvil el fraude se da en distintos frentes: a lo largo de la cadena de suministro (con el robo y reventa de celulares en el mercado negro); con la suplantación de identidad; y también con la falta de pago de dispositivos financiados o subvencionados, que se da en casos en que las personas no tienen intención de pagar, aunque hayan firmado un contrato. 

Algunos operadores móviles invierten millones en subsidios para teléfonos inteligentes. Esto reduce el costo inicial del celular para el cliente, con la expectativa de que esta inversión se amortice con el tiempo. No obstante, uno de los problemas que se observan es que hasta el 5% de los dispositivos subsidiados se utilizan con tarjetas SIM alternativas, por ejemplo, y, a medida que los teléfonos con doble SIM son más populares, la inversión en protección de equipos subsidiados se ha vuelto crítica. 

Una estimación indica que gestionar el impago de facturas y los riesgos crediticios le cuesta a la industria en todo el orbe unos U$S 14.000 millones al año.  

En Trustonic, desarrollamos una solución para erradicar esta problemática. Con muestra herramienta de gestión de dispositivos las compañías telefónicas pueden financiar los celulares con absoluto control y la mejor seguridad disponible. La plataforma basada en la Nube les permite aumentar su base de clientes sin incrementar su riesgo comercial. Reduciendo los riesgos de moras, deudas incobrables y fraudes de los clientes. De este modo, les ofrece a los operadores y minoristas de redes móviles una forma segura de aumentar sus ingresos.  

Reducir el riesgo comercial 

En los mercados emergentes los operadores móviles están ansiosos por migrar a los clientes en masa de 2G a 4G, y habilitar a que los consumidores pasen de sus teléfonos con funciones básicas a celulares inteligentes que ofrezcan experiencias más ricas. Sin embargo, esto puede resultar prohibitivo para muchos clientes ya que los dispositivos de gama alta tienden a tener un precio elevado. Para ilustrar esta situación, datos de la consultora Focus Group señalan que para el caso de la compra de un smartphone de 64gb en Venezuela se requieren 220 días (10 meses de 22 días laborables al mes), en Argentina 60 días (más de 2 meses de 22 días laborables al mes), mientras en el otro extremo en Uruguay se requieren 24 días y en Chile 20 días. 

Proporcionar teléfonos más accesibles es un desafío importante, que requiere que se extienda más crédito a más personas. Con la plataforma segura y basada en la nube de Trustonic, enfocada en la prevención de fraude y generadora de ingresos, se les puede recordar automáticamente a los clientes que paguen sus facturas cuando se acerca el vencimiento. De esta forma se protege la inversión y se mejora la garantía de ingresos para dispositivos financiados o subvencionados. Luego, en caso de que abonen la cuota correspondiente, los clientes podrán solicitar que se les levanten las restricciones a través de una aplicación, o se les podrá levantar automáticamente después de un período específico. 

Con esta plataforma es posible hacer que los teléfonos inteligentes Android sean más accesibles para los bolsillos de los usuarios, mientras las compañías administran el riesgo comercial al tiempo que se protegen contra el fraude y el robo, permitiendo otorgar más créditos. El servicio fomenta el pago oportuno del cliente, minimiza el robo de dispositivos y aumenta la eficiencia en la atención al cliente.