Resources / Opinion / Cómo lograr la inclusión digital, una asignatura pendiente en Latinoamérica

Cómo lograr la inclusión digital, una asignatura pendiente en Latinoamérica

Digital Inclusion

A medida que la digitalización en todo el mundo se acelera y los servicios migran rápidamente de lo físico a lo digital, se hace más evidente la disparidad entre quienes pueden acceder a las tecnologías para utilizar los servicios digitales y quienes quedan no tienen conectividad. Esta situación, conocida como división digital, es acuciante en Latinoamérica ya que hay unas 210 millones de personas desconectadas en la región, según datos recientes de la CEPAL.

Esta problemática tiene un impacto real porque aquellos que están al margen del mundo online pierden la oportunidad de mejorar su calidad de vida ya que están privados de herramientas para trabajar, estudiar, cuidar su salud e informarse, entre todas las actividades que realizan a través del acceso Internet.   

En resumen, garantizar la inclusión digital es clave para el progreso, por eso todos los países de la región deben tomar medidas concretas.

Cómo reducir la brecha digital    

Estamos en los albores de la Cuarta Revolución Industrial. Se trata de una era marcada por la automatización así como también por la convergencia de tecnologías digitales y físicas tanto para las tareas laborales como para las cotidianas. Este fenómeno  se aceleró durante la pandemia reciente y continuará ganando ritmo durante el próximo año, con lo cual la importancia de la inclusión digital se torna más aguda. 

Frente a esta situación varios países de la región como Argentina, Colombia, Costa Rica y México han declarado a Internet como un servicio público esencial. En simultáneo, para lograr la inclusión digital hay soluciones que ya están al alcance de la mano para ser implementadas tanto por las empresas de servicios de telecomunicaciones como por los fabricantes de smartphones. Por ejemplo, en Trustonic desarrollamos una plataforma de seguridad en la nube que permite a estas empresas proporcionar teléfonos inteligentes asequibles mediante la financiación de dispositivos a los consumidores que, de otra manera, no podrían acceder a uno equipo por sus limitaciones económicas. Esto permite a las personas adquirir la última tecnología móvil, al tiempo que garantiza que las compañías cobren rápidamente por las unidades vendidas, ofreciendo un servicio de pago a más largo plazo.

Compañías en Latinoamérica ya están trabajando en medidas como la incorporación de la solución de Trustonic. De hecho, se espera que fabricantes de dispositivos así como también proveedores de telecomunicaciones avancen aprovechando la tendencia creciente de los consumidores latinoamericanos de adquirir productos a través de la financiación. En tal sentido, los pagos en cuotas se han vuelto extremadamente populares en Latinoamérica tanto para las compras en tiendas físicas como en plataformas online, en especial en Brasil, México, Colombia y Argentina. 

Solución para que los operadores móviles aumenten sus ingresos

Las proyecciones de la GSMA para los próximos cinco años en Latinoamérica son optimistas: habrá 15 millones de conexiones móviles 5G en 2022, 500 millones de conexiones de smartphones para 2023 y más de 400 millones de suscriptores a Internet móvil para 2025.

Frente a este panorama, Trustonic permite a los operadores atraer a los consumidores y entregarles el smartphone que ellos desean a través de financiamiento asequible. De esta manera, pueden atender apropiadamente la creciente demanda de dispositivos móviles y, así realizar un aporte concreto para la disminución de la brecha digital.

La disminución de la brecha digital brinda a los operadores móviles mayores oportunidades de generación de ingresos a largo plazo. La utilización de la solución Mobile Device Financing reduce los riesgos asociados a la venta de dispositivos móviles a través de métodos de financiación, y también protege contra otros riesgos y desafíos inherentes, como los problemas en las cadenas de suministro o el robo de unidades en el punto de venta. 

La asequibilidad de los teléfonos inteligentes es un factor clave para garantizar la inclusión digital en América Latina. Y esto es posible cuando los fabricantes y operadores de dispositivos ofrecen sus dispositivos al mercado a través de una solución de financiamiento segura, centrada en el cliente y de bajo riesgo, que aprovecha la mejor tecnología de su clase.

Para más información acerca de cómo los fabricantes de dispositivos y los operadores de telecomunicaciones móviles pueden comercializar equipos ofreciendo financiación de una forma segura y eficiente para aumentar las ventas y, al mismo tiempo hacer un aporte concreto para la inclusión digital, puede hacer clic aquí